Filosofía Educativa

Considerando que el propsito educativo es la formacin del ser humano, fijar los principios bsicos de la educacin equivale a declarar cul es nuestra concepcin del hombre; una antropologa mnima que resumimos en estas palabras:

El hombre que queremos ayudar a formar es un ser CREADOR, y por lo tanto LIBRE y RESPONSABLE.

La creatividad es la caracterstica de nuestra especie que nos diferencia de los dems animales, hacindonos capaces de producir pautas nuevas en vez de ser obligados a seguir unas dadas.

Slo el ser creativo puede ser libre porque adems de no ser obligado por naturaleza a unas pautas determinadas de comportamiento, puede producir las suyas propias creando y recreando cultura.

Formar al hombre, entonces, es educarlo para la creatividad y para la libertad: lo que no significa prescindir de las normas, pues sin ellas no se podra convivir, sino perfeccionarlas cada vez ms para lograr una formacin humana y crtica de la personalidad y una serena y autntica convivencia democrtica.

Hacer y rehacer normas e ideas, vivirlas y - si es necesario - luchar para modificarlas es la tarea liberadora que nosotros llamamos educacin; porque el hombre no nace libre sino se hace libre, si es que se atreve a sufrir y luchar por ello.

No es diferente el discurso sobre el conocimiento que es el otro objetivo de la educacin, ya que la cultura es el conjunto de modelos operativos y cognoscitivos de una sociedad.

Los conocimientos, en efecto, no son la realidad misma sino siempre y slo una interpretacin de ella; por lo tanto no deben ser impuestos y ni siquiera ofrecidos como una verdad absoluta, sino conquistados en libertad y con creatividad. Por consiguiente, los esquemas interpretativos de la realidad deben ser estudiados, pero no obligatoriamente compartidos, ya que el hombre, como ser libre, tiene el derecho de defender sus puntos de vista e inclusive de entregarse a los que considera absolutos, o sea sagrados.

En efecto - por difcil que pueda resultar para un creyente - el conocimiento mtico y el cientfico a veces se contradicen; sin embargo pueden coexistir pacficamente en la misma persona si se entiende que uno es fruto de la fe y el otro de la argumentacin.

Lo que no se puede aceptar es que en nombre de una verdad que pretende ser absoluta, se renuncie a estudiar las teoras y las pruebas que le son contrarias con el argumento de que son simple producto humano. Sobre todo en las Instituciones Educativas, creadas especficamente para este fin.

La apropiacin del perfil humano que hemos delineado ser la base de una educacin que precise los deberes de cada persona para consigo misma y para con los dems en el respeto a la diferencia. El contacto con otras culturas, precisamente por su diversidad, facilitar la confrontacin y la capacidad crtica, indispensables para llegar a ser parte integrante de la comunidad internacional.

Todo lo anterior permitir desarrollar en nuestros alumnos la sensibilidad para poder percibir los problemas sociales, econmicos, polticos y culturales en general, adems de la capacidad de reflexionar sobre ellos y analizarlos para poder ser agentes de un proceso social que mejore la calidad de vida en el respeto de la condicin humana y del entorno ambiental.

 

 
Carrera 21 No. 127-23 (Barrio La Calleja) / Telfonos: 2586434 - 2586295 / Fax: 2588410 / Bogot, D.C. - Colombia
|  Profesores |  Asodavinci |  Il Sorriso |  Società  Dante Alighieri |  Acudiente |  Alumnos |
Todos los derechos reservados 2013 Istituzione Leonardo Da Vinci