HISTORIA DEL PATINAJE


Los orígenes del patinaje se remontan a los tiempos en que el hombre ataba a sus pies huesos de animales para deslizarse con ellos sobre el hielo y poder cruzar los lagos y arroyos congelados durante los meses de invierno. Con el tiempo, este método de transporte se convirtió en una diversión popular, para todas las clases sociales. En Europa el patinaje artístico comenzó entre la aristocracia de Holanda en el siglo XVII. En una búsqueda de elegancia y belleza, los patinadores comenzaron a sincronizar sus pasos, saltos y otros movimientos con música, el resultado de todo ello fue una especie de ballet sobre el hielo.







Actualmente, hay cuatro modalidades en el patinaje artístico olímpico. La evaluación se hace en forma individual masculina o femenina, parejas, y baile sobre hielo. Para las mujeres, hombres, y parejas la evaluación es bastante similar. Un tercio del conteo total es del programa corto. Los jueces observan que tan bien los patinadores completan los saltos requeridos, piruetas, y pasos durante el programa corto. Los otros dos tercios se toman del programa largo. Aquí los patinadores pueden ser más creativos. Todavía son juzgados en sus saltos y piruetas. Pero los jueces deciden cuán artístico los patinadores hicieron ver.

Hay 5 disciplinas en el patinaje, individual masculino, individual femenino, danza y música.

Este es un gran deporte por la destreza, elegancia y agilidad que deben poseer quienes lo practican, siempre es un espectáculo maravilloso para los observadores y aspirantes a practicarlo un día, quién sabe, tal vez un día seamos nosotras las de las fotografías!!!


POR: Daniela Perdomo, María Camila Martínez, Camila del Castillo, Alejandra Sánchez y Sara Azuero.